7 razones por las que no bajas de peso aunque haces dieta y ejercicio
ESTILO | | 2018-08-07 | Redacción InfoTamaulipas
Y por bajar de peso nos referimos a la grasa abdominal.
Ciudad de México, 7 Ago., (Redacción).- Sabemos lo frustrante que es hacer ejercicio intenso, comer bien y aún así no ver los resultados esperados.

Una de las partes más problemáticas al perder peso es, sin duda, el vientre.

Las mujeres generalmente son más propensas a ganar peso alrededor de las caderas y los muslos, pero también en el abdomen. Cuando la cintura se engrosa y empieza a exceder el perímetro de la cadera, puede conducir a un mayor riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, triglicéridos elevados y presión arterial alta.

La grasa en la zona abdominal se llama grasa visceral y es la que está dentro y alrededor de nuestros órganos -mientras que la grasa presente en todo nuestro cuerpo bajo nuestra la piel es la grasa subcutánea-. Cuando hay grandes cantidades de grasa visceral, aumenta el riesgo de desarrollar graves enfermedades.

Entonces, ¿por qué es tan difícil deshacerse de la grasa del estómago para muchas personas? La grasa puede reunirse ahí por una serie de razones diferentes, tales como altos niveles de estrés, desequilibrio hormonal, envejecimiento y una dieta alta en consumo de alcohol, carbohidratos refinados y grasas saturadas.

7 posibles razones por las que no puedes deshacerte de la grasa abdominal:

1. Son tus hormonas.

De acuerdo con los expertos, generalmente la principal razón por la que no se pierde peso es debido a nuestras hormonas y la edad.

En los hombres, a medida que comienzan a envejecer, los niveles de testosterona comienzan a disminuir y esto puede dar lugar a las células de grasa alrededor de la zona del estómago para expandirse. Con las mujeres, a una edad temprana la grasa se concentra más en las caderas y los muslos, y esto es por razones del parto, pero una vez que la menopausia ha pasado, la grasa tiende a redistribuirse al estómago.

Solución: come bien, prueba el entrenamiento de resistencia y sé amable contigo mismo. Los mejores ejercicios: boxeo, levantamiento de pesas, sentadillas, estirar bandas y pilates.

2. Estás comiendo demasiada azúcar, carbohidratos refinados y sal
Incluso si entrenas seis días a la semana debes controlar la ingesta de calorías.

Comer una dieta alta en azúcar, carbohidratos refinados y alcohol puede conducir a un hígado graso y ganar peso alrededor del abdomen.

Solución: reduce el consumo de azúcar y carbohidratos refinados y comprueba tus niveles de estrés.Aumenta verduras de hoja verde para aumentar el magnesio en la dieta, ya que esto puede ayudar con el estrés y el equilibrio de azúcar en la sangre. Come tres comidas regulares que incluyan proteínas, carbohidratos complejos y grasas saludables, para aumentar la saciedad.

3. Estás bebiendo demasiado alcohol.

Las bebidas alcohólicas populares pueden superar las 240 calorías cada una, lo cual es lo mismo que una porción de pizza.

En una noche, si tomas cuatro o más bebidas, estás agregando unas 956 calorías o más a tu dieta.

Solución: reducir el alcohol, de 1 a 2 bebidas semanales.

4. Desequilibrio hormonal.

Además de las hormonas regulares que cambian con el tiempo, algunas personas, particularmente las mujeres, pueden tener un desequilibrio hormonal subyacente que afecta su capacidad de perder peso.

Desequilibrio hormonal, como estrógeno y desequilibrio de andrógenos, puede aumentar la probabilidad de engrosamiento alrededor del abdomen.

Solución: consulta a un profesional médico.

5. Estás muy estresado y haciendo demasiado ejercicio.

El cortisol afecta directamente el almacenamiento de grasa y el aumento de peso en personas con estrés o fatiga, y la grasa se puede almacenar alrededor de la sección media como tejido graso visceral y subcutáneo.

Pero no es sólo el trabajo, la vida familiar o problemas de dinero los que pueden causar estrés en el cuerpo.

El ejercicio excesivo puede ser bastante estresante, causando exceso de producción de cortisol (la hormona del estrés), que a menudo causa aumento de peso.

Solución: administrar los niveles de estrés y reducir los estimulantes, como el café. Mejor consumir tés de manzanilla, lavanda, ashwagandha y ginseng para apoyar el sistema nervioso.

6. Te estás enfocando demasiado en el abdomen.

Cuando pensamos abs, a menudo creemos que tenemos que hacer 1000 abdominales al día.

Desafortunadamente, la reducción sólo de la grasa abdominal no es eficaz.

No se puede enfocar la pérdida de peso a sólo un área en particular, sin embargo, las abdominales pueden ayudar a endurecer y tonificar los músculos en el área abdominal.

Enfócate en ejercicios más integrales, como rutinas de intervalos de alta intensidad.

Sorprendentemente, los ejercicios de cuerpo completo son más eficaces para reducir la grasa del vientre para una región específica.

7. Tienes alguna condición médica no detectada.

Hay una serie de condiciones médicas que pueden influir en el peso alrededor del vientre, como el síndrome de Cushing y la enfermedad hepática, así como algunos medicamentos.

Con el síndrome metabólico, uno de los factores es llevar peso extra al abdomen o tener una circunferencia de cintura elevada.

Solución: Busque consejo profesional para descartar cualquier condición de salud subyacente.
PUBLICIDAD
© Todos los derechos reservados, InfoTamaulipas MMXVIII.
Queda prohibido copiar, reproducir, distribuir, publicar, transmitir o difundir el contenido en este sitio por cualquier medio impreso o digital si no existe previa autorización escrita.