De futbolista a modelo, Héctor Herrera se practica cirugía estética
DEPORTES | | 2018-09-28 | Redacción InfoTAMAULIPAS
El mediocampista del Porto habló sobre su nueva imagen, la cual presume en una sesión de fotos para la edición de octubre de GQ México.
Ciudad de México, 28 sep, (Redacción).- Tras someterse a una cirugía estética de orejas y nariz, el futbolista mexicano Héctor Herrera, será la porta de octubre de la revista GQ México,una publicación mensual que ha marcado tendencia en moda masculina en los últimos años.

Tras finalizar el Mundial de Rusia 2018, el jugador del Porto de Portugal, aprovechó para darse una arregladita, tema del cual habló por primera vez en una entrevista, desde la comodidad de su casa para GQ México.

“La imagen hoy en día es importante y creo que en el mundo se le da importancia de más, pero al final de cuentas lo más importante es lo que llevamos dentro y lo que uno puede ser como persona.

“La cirugía no ha cambiado nada en mí, me sigo sintiendo la misma persona. Quedé muy satisfecho con lo que me hice, no me siento peor o mejor, creo que he tomado la decisión correcta y si no me la hacía también era la decisión correcta. Si yo no fuera una persona famosa, nadie lo comentaría, es el precio que debemos pagar por la fama”, señaló el originario de Rosarito, Baja California.

HH también realizó una sesión fotográfica, la primera de manera oficial tras su nueva imagen, pero el deporte no quedó a un lado y también reveló con que jugador mexicano e internacional le hubiera gustado compartir la cancha.

“Me hubiera gustado haber jugado con Cuauhtémoc Blanco y mi ídolo es Juan Román Riquelme”, de igual forma, el seleccionado nacional destacó que en el Tricolor hay “una verdadera familia" la fórmula perfecta "para conseguir cosas importantes”.
Galería Fotográfica
PUBLICIDAD
© Todos los derechos reservados, InfoTamaulipas MMXVIII.
Queda prohibido copiar, reproducir, distribuir, publicar, transmitir o difundir el contenido en este sitio por cualquier medio impreso o digital si no existe previa autorización escrita.